miércoles, 11 de junio de 2014

Perfil Psicológico de Adolf Hitler

Personaje que llamo la atención por su increíble capacidad de argumentación, de defensa de sus ideales “por más que fueran retorcidos y negativos” sobre todo su facultad de convencimiento, de elocuencia, como su capacidad intelectual y discursiva.
Historial

El padre de Hitler fue un apasionado por el alcohol y las mujeres, de carácter rígido, violento, lleno de autoridad, por esta razón, Hitler desarrollo un odio y a la vez respeto a la figura de su padre. En cambio su madre, era una mujer débil, controlada al antojo de su marido y madre supe protectora de Adolfo, lo cual encaja perfectamente en el caso de que de los 6 hijos que tuvo, solo dos se encontraban vivos. Así como la madre era el pilar de la dulzura. Hitler desarrollo un gran apego a esta. Cuando su madre murió, es evidente que no pudo superar del todo la pérdida, fue un conflictivo que se reflejan en algunos aspectos de su personalidad.

Durante su infancia, era un chico con una gran inteligencia, pero le era muy difícil entablar amistades con sus compañeros de clase, se encerraba en sí mismo. Rasgos de este comportamiento continúo hasta su independencia. Una vez muerto su padre, llevo una vida miserable en Viena (según en su libro “mi lucha” fue porque quería no por incapacidad): no lograba tener un empleo fijo, no entablaba una relación con alguien del sexo opuesto, su aspecto físico era descuidado, y por este conjunto de cosas era motivo de burla por sus compañeros de trabajo. Hitler sufría un problema de adaptación social, afectado y lastimandolo psicológicamente. Esto se refleja porque cuando al tomar Austria una de sus prioridades fue tomar represalia de aquellas personas que lo rechazaron y se burlaron de él. No olvido ningún episodio, desde profesores hasta simples personas que en alguna ocasión se rieron de él. De ahí su gran resentimiento. Claro es necesario ir más allá y penetrar en su infancia para descubrir las raíces del mal.

Una vez en el poder con el tiempo desarrollo una fuerte megalomanía (delirios de riqueza, poder, u omnipotencia y obsesión por tener control de todo) por lo que incremento su necesidad de dominio.

Características de su Personalidad

Hitler poseía un extraordinario carisma capaz de envolver no sólo a las personas, sino también a las masas, además de poseer una gran oratoria gesticular muy estudiada y una capacidad de liderazgo notable. Era en sí un individuo muy auto-suficiente y solitario, era muy poco proclive a demostrar algún rasgo emocional o demostrar afinidad hacía alguien cuando se tomaba fotografías en presencia de personas de su confianza y aceptación; en cambio sí demostraba una faceta muy humana en presencia de niños. Una de las características más relevantes de la personalidad de Hitler era la capacidad de impresionar, encantar, manipular y subyugar a quienes lo rodearan, había personas que podían ser muy fuertes y seguras en sus campos de acción, pero en presencia de Hitler estas personalidades se veían disminuidas y manipuladas hasta el servilismo. Demostraba además insensibilidad y falta de escrúpulos cuando se trataba de deshacerse de enemigos o sacrificar soldados, se puede citar como ejemplo la destrucción del 6º Ejército alemán en Stalingrado. Otro rasgo que caracterizaba a Adolf Hitler era la agresividad y el deseo constante de venganza. Su inconmensurable odio se remontaba a la experiencia de relativa certeza de insulto, humillación y orgullo herido en su infancia. Hitler era muy celoso y no permitía a casi nadie inmiscuirse en esos temas. Albert Speer en sus memorias señaló que Hitler proporcionaba un trato desconsiderado, opresivo y vejatorio hacia Eva Braun. Tenía un claro desprecio por la debilidad ante el enemigo y por éste, sobre todo al judaísmo y en segundo grado al comunismo, su impulsividad y su obcecación por las metas sin importar el costo que tuvieran. Era Autodidacta y lector empedernido y por supuesto Antisemita

Una de las características de la personalidad de Hitler es el idealego, una reacción que implica la represión y la negación de las partes inferiores del “ser” que suponía que Hitler imaginara con transformarse exactamente en todo lo contrario, un ser superior y único. Esta, es una concepción común en las culturas del Este, pero en el caso de Adolf Hitler se constituía por su forzoso modelo, extremadamente compulsivo y basado en una débil estructura neurótica. Un monstruo lleno de odio incapaz de experimentar la empatía.

Perfil Psicológico

Adolf Hitler era no fumador, abstemio, vegetariano, ecologista  y amante de los animales. Gustaba pintar ruinas de castillos y templos, con graves problemas de identidad sexual, con terribles pesadillas, se consideraba un héroe y autor de su propia historia épica. Su estructura yoica es débil, por lo que tiene una tendencia compensatoria a crear un yo “inflado”, que exhibe el alto grado de integración que no posee en realidad. Es el reflejo del deseo de seguridad, que lo lleva a la necesidad de autoafirmación y superioridad. Rencoroso, con baja tolerancia a la crítica, con tendencia homosexual e inclinado a menospreciar a las personas y a buscar venganza, incapaz de aceptar una broma, se describe la personalidad de Hitler como la de un criminal compulsivo y que se mostraba perseverante frente a la derrota, junto con una fuerte obstinación y confianza en sí mismo. Las capas de su personalidad revelan ambivalencia, en la capa profunda se encuentran tendencias inmorales, antisociales, anárquicas, e inseguridad, pero en la capa superior (la que muestra en el exterior) se ven los opuestos como rigidez moral, preocupación por el orden, actitudes sociales y modelo de seguridad. Desarrollo un fuerte egocentrismo, sentía la necesidad de ser objeto de atención de ser amado. Sin embargo, carecía de otras cualidades para una personalidad equilibrada, tenía un gran componente femenino en la constitución de Hitler, que tenía muchas debilidades, nunca hizo trabajos manuales o practicó deportes y que de soldado era "desagradablemente sumiso". Sexualmente, se describe como un masoquista pasivo, aunque no era el único modelo y también se caracterizaba por su homosexualidad reprimida siendo su principal mecanismo de defensa utilizado desarrollado por el gran sufrimiento y privación que padeció. Sufría fuertes delirios de características paranoicas. Su necesidad de autoafirmación se descarga en forma violenta. "Hitler desarrolló una personalidad primitiva, incapaz de experimentar empatía, sedienta de odio".

Según un perfil psicológico elaborado en 1943 por el psiquiatra Henry Murray, quien afirmaba y quien anticipó que si Alemania perdía la II Guerra Mundial, Hitler podría suicidarse de forma dramática y explosiva, pero si le mataban podría convertirse en un mártir. Informe que desgranó en 250 páginas la mente del sanguinario y despiadado dictador alemán. El título: «Análisis de la personalidad de Adolf Hitler: con las predicciones de su comportamiento futuro y sugerencias para tratar con él ahora y después de la rendición de Alemania».

El diagnóstico de Murray era que Hitler sufría neurosis, paranoia, histeria y esquizofrenia, entre otros males. Sugirió que lo más probable era que él acabaría con su vida, cosa que finalmente sucedió. Aunque nunca tuvo en mente capitular, su salud, sin embargo, era delicada: padecía jaquecas, crisis cardiacas y posiblemente ictericia. Y es que para entonces, el dictador era una ruina humana. En 1931, a raíz del suicidio de su sobrina Geli Raubal, de la que estaba profundamente enamorado, dejó de comer carne. Su dieta, por el contrario, incluía grandes cantidades de anfetamina pura que le provocó irritabilidad y alucinaciones.

Las circunstancias obligaron a Murray a psicoanalizar al dictador desde la distancia, para lo que reunió información de segunda mano, como su genealogía, su historial escolar y militar, informes públicos de acontecimientos en la prensa y filmados, la información de la OSS y los propios escritos del dictador y de sus biógrafos. Los expertos contemporáneos explican que su estudio posee una serie de mal interpretaciones y prejuicios propios de la psiquiatría de esos años, mientras ignoran factores genéticos de descubrimiento reciente.

Existe otro diagnóstico de Hitler que habla de neurosis, histeria, paranoia, tendencia edipico, esquizofrenia, "humillación infinita" y "sifilofobia", mal que describe como el temor a contaminarse la sangre a través del contacto con una mujer. Pero menciona en forma vaga sus fuentes y no ofrece ninguna prueba.

En otro diagnostico se reporta que Hitler fue diagnosticado "peligrosamente psicótico" con histeria y ceguera no orgánica (un trastorno bastante usual en las personas que sufren la histeria pero que ahora se catalogaría como un trastorno de conversión, dando paso a un trastorno antisocial de la personalidad) algunos fragmentos de la historia clínica perdida de Hitler después de haber sobrevivido a un ataque de gas mostaza.

El informe de Langer también concluyó que Hitler amaba a la pornografía y el sexo masoquista, y en particular que tenía "tendencias coprófagos o sus manifestaciones más leves" en sus relaciones heterosexuales y masoquista deriva "gratificación sexual del acto de que una mujer orinar o defecar en él". Langer llegó a la conclusión de que Hitler fue "probablemente un psicópata neurótico al borde de la esquizofrenia."

La BBC rodó un documental titulado: “Inside the mind of Adolf Hitler” donde el principal problema de Hitler giraría entorno a lo que hoy denominamos el “Complejo de Mesías” en la cual la persona cree firmemente que su misión es salvar el mundo (aunque a veces lo destruya ya que asume el papel del "Mesías luchador" y no el Mesías que se sacrifica por la humanidad). Según los especialistas esta creencia delirante proviene del hecho de que la mayoría de los hermanos de Hitler murieron cuando éste era pequeño, así, para lidiar con el dolor de la pérdida, Hitler pensaba que él había sobrevivido por un motivo particular: salvar Alemania y después al mundo entero. La personalidad de Hitler está basada además en la acción mesiánica en todos los aspectos de la vida. Se considera a sí mismo salvador de su pueblo, portador de sus ideales y esperanzas, el único capaz de cumplirlas.

Las conductas impropias para un chico normal de clase media austríaca y horribles pesadillas nocturnas que se repetían cada noche llevaron al médico de la familia Hitler, el doctor Ernest Bloch, a consultar con un especialista para saber qué hacer con el paciente que soñaba con monstruos malignos, caídas hacia abismos profundos y negros como la noche y persecuciones en las que invariablemente era capturado y azotado hasta desear la muerte.

El doctor Bloch, de origen judío, dejó constancia en varios escritos hallados por Marks, de la consulta realizada a otro judío, el propio Freud, que fue terminante en el diagnóstico: “internación y tratamiento”.  Según en 1895 Sigmund  Freud habría recomendado que el futuro führer, entonces con 6 años, fuera internado en un instituto de salud mental para ser tratado por su conducta patológica. Monstruos y abismos invadían cada noche los sueños del pequeño Adolf.

Adolf Hitler ni fue internado ni recibió tratamiento alguno y años después revelaría, en el reflejo escrito más fiel de su pensamiento político y de la forma en que él interpretaba su propia biografía, Mi lucha (Mein Kampf).

Marks está convencido de que Alois (padre) se negó a seguir el consejo dado por Freud, esto es, internar a Adolf para un tratamiento psiquiátrico, sólo para evitar que cualquier examen médico pudiese delatar el maltrato, que también era físico. Fue una decisión que cambiaría el futuro.

Conclusión

Los estudios posteriores a la personalidad de Hitler son una prueba de fuego para la interpretación del nazismo, concepción de mundo y de la política, en la mente de Hitler, personaje que arrasó multitudes y justificó la muerte de millones de seres "diferentes" entre los que incluyó principalmente a judíos (a quienes aplicó lo que se llamaba la solución o exterminio), pero que también condenó a idéntica suerte a católicos, gitanos y opositores políticos o ideológicos. Un vendaval de locura que afectó a Europa durante casi una década, con picos de frenesí, hasta el desastre final. Aunque todo está muy mezclado con las manías persecutorias y la desmesura de sus crímenesLa mentalidad del dictador se encontraba exclusivamente enfocada a la reivindicación del poder absoluto. El Führer parece encarnar la misma esencia de la brutalidad, la encarnación del mal.

La vida íntima de Hitler ha dado lugar a muchas especulaciones. Aunque algunos indicios llevan a considerarlo un sadomasoquista que sometía a sus amantes a crudas experienciasProducido por un trauma infantil al sorprender Hitler a sus padres teniendo relaciones. Erich From decía que los deseos sexuales de Hitler eran más en medida voyeuristas, sádico anales, con el tipo inferior de mujeres  y masoquista con mujeres admiradas. 

Aquel individuo tan repugnante, bizarro, un "hombrecillo insignificante" según sus críticos logró extrañamente, sin embargo, sobrepujar algunas de las mayores hazañas políticas y militares de la historia. La personalidad de Hitler se puede cualificar de una personalidad contrarrestada, contraproducente, basada en sus esfuerzos para superar rápidamente sus discapacidades, sus debilidades y sus humillaciones, para vengar las lesiones del pasado. Lo que es evidente e incontestable, es que Hitler fue durante la mayor parte de su vida un psicópata y un manipulador psicológico a tiempo completo. ¿fue Hitler realmente un enfermo mental, y en caso de que lo haya sido, qué lo hizo capaz de acumular semejante poder, a pesar de ello? Los crímenes que cometió pudieron deberse en parte al desprecio ante sus propias debilidades y como venganza por los abusos sufridos durante su infancia...

Se cuestiona que quien padece una incapacidad mental no hubiera podido actuar con tanta habilidad para ascender al poder y luego consolidándose en el poder en sí mismo mediante un cálculo y una auto-disciplina extremadamente brillantes y cuidadosa. La idea principal y popular es que se basa su locura  a su enormidad de sus crímenes. 

Aunque Hitler era claramente un psicópata en el sentido estricto del término, que involucra tendencias obsesivas, histriónicas, narcisistas y hasta paranoides, pero no era un esquizofrénico. Como diagnostico habitualmente confundida en ese entonces era depresión maníaca ahora denominada trastorno bipolar, era un neurótico.

En la madrugada del 29 de abril de 1945, dictó su testamento y contrajo matrimonio con Eva Braun. Un día después, ambos se suicidaron. Sus cadáveres fueron sacados al jardín de la cancillería, rociados con gasolina e incinerados.


26 comentarios:

  1. Hitler no era vegetariano, ni amaba a los animales, esta imagen fue difundida por su director de campaña Joseph Goebbels. Al mismo tiempo que Hitler ascendía al poder, Ghandi también comenzaba a conocerse, éste último si era vegetariano y Goebbels quería reflejar una mejor imagen de Hitler, por lo que tomó algunos atributos de Ghandi para ponerselos a Hitler.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los autores describen su vegetarianismo, ser abstemio y su odio al cigarro, no permitía que se fumar a frente a él mucho menos mujeres

      Eliminar
    2. Era vegetariano, abstemio no fumador, no permitía que se fumas e frente a él él , ni mujeriego, autodidacta,leía hasta de ingeniería y medicina así lo aseveran tanto detractores como apologistas

      Eliminar
  2. Hola Sina, gracias por tu aporte. Los NS fueron los primeros en legislar leyes contra la vivisección, contra la caza, en favor de los animales. El régimen nazi y a la voluntad personal de Hitler se hicieron las dos legislaciones más elaboradas (1933, 1934) en materia de protección de la naturaleza y de los animales. Aparte Hitler no era un vegetariano estricto, en si comenzó a comer vegetales más por cuestiones medicas que ideológicas. De acuerdo contigo sobre la mentira creada por su encargado de propaganda. Al final considero sea más una confusión de términos sobre que era "ser vegetariano" en la época de Hitler. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que un aporte con comentario , quisiera saber si es posible realizar un perfil psicologico de la ex presidenta de Argentina

      Eliminar
    2. La Ex presidenta muestra marcada sintomatologia paranoide con elementos psicopáticos, es claramente narcisista y bipolar. No pierde totalmente el contacto con la realidad. Quiere aparentar cierta sofisticación seudo intelectual por un profundo complejo de inferioridad social.

      Eliminar
  3. Muy completa tu explicación #Psicoalex. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo. Yo que no sé nada de psicología lo entendí perfecto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy bien explicado! Es genial poder conocer un poco más como era su personalidad, digo, más allá de lo que el común de la gente habla sobre él...

    ResponderEliminar
  6. Gracias Gabriela, An, y Aiko!! Saludos. Psic. Alex

    ResponderEliminar
  7. Para mi era un paranoide solo que los diagnósticos diferenciales suelen hacer como una puerta de humo donde todo se confunde

    ResponderEliminar
  8. Este tio estaba como una puta cabra alemana... Esquizofrenico, sadomasoquista, coprófago, paranoico, psicopata, racista.... OMG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizas quisiste decir masoquista, ya que sadomasoquista quiere decir que te excita o tomas como fetiche la agresión a la hora de tener relaciones sexuales. Mientras el ser masoquista es disfrutar de tortutrar.

      Eliminar
    2. ser masoquista es disfrutar de que lo lastimen dominen o sometan, o sea disfrutar de que lo torturen (al masoquista), no de torturar. El que disfruta de torturar es el sádico. Igualmente según lo que yo he leído Hitler practicaba las dos cosas.

      Eliminar
  9. Hola, estoy haciendo un trabajo del perfil psicológico de Hitler. me gustaría saber de donde sacaste tu información para poder elaborar mi trabajo de manera correcta.
    Tu blog me ayudó bastante para poder empezar con mi trabajo. Solo que necesito otro tipo de fuentes. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Excelente información me gusta! y me sirvió de mucho.
    Me encanta mucho la historia de Adolf Hitler.

    ResponderEliminar
  11. Hitler era vegetariano, y en algunas comidas le gustaba molestar a los que comían carne describiendo como eran los mataderos, después que les arruinaba la comida con algún comentario de esos, se burlaba de ellos diciendo: "Esto muestra lo cobarde que es la gente, no pueden afrontar hacer ciertas cosas horribles por sí mismos, pero disfrutan de sus beneficios sin una punzada de conciencia." cosa que estoy de acuerdo, los que comen carne no soportan escuchar o ver como matan un chancho pero como les gusta su carne, es una hipocresía enorme estar en contra del maltrato animal y ser carnívoro. Me re fui del tema, sorry.

    ResponderEliminar
  12. Muy buen artículo y de fácil lectura; muchas gracias.

    ResponderEliminar
  13. No puede ser tan malo quien amaba y defendia los niños y a los animals para los que puso leyues y prohibio la caza deportiva.Se contradice con que era homosexual pero amaba a la hija de su tia politica que se suicidio por el y sus ratos libres los pasaba con
    Eva y muchas otras mujeres afamadas. Fue el enemigo No 1 de comunistas .gitamos y demas vagos. Entrego su vida por entero a su pueblo y ha sido hasta ahora el unico governante que produjo autos njuevos (VW) para venderlo a bajo costo a los obreros etc etc.
    Los campos de concentracion no eran carceles. de ellos se podia salir siempre que tuvieran visado de algun pais solo el rey de Suecia le acepto 40 mil y Himler le envoi 50 mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas en lo cierto Hitler según mi punto de vista no era malo aún así hay personas que lo siguen insultando etc.....

      Eliminar
  14. quien participo en la intimidad de H. para conocer sus aberraciones sexuales? Los campos de concentracion no eran carceles. de alli se podia salir siempre que un pais les diera visa. Solo el rey de Suecia acepto 40 mil y Himler le envoi 50 mil. La verdad esta saliendo a flote sobre este hombre tan calumniado.

    ResponderEliminar
  15. Me he dado cuenta que aun no logro diagnosticar la "falla" mental de Hitler o de cualquier otra persona que sufra problemas de personalidad en el caso especifico de odio, inmoralidad, ser antisociales, anarquista e inseguro, ya que estas características se encuentran en las mentes psicópatas y/o sociopatas, que se desprenden de una infancia traumatica. El no lograr comprender es porque conozco gente que ha sufrido daños iguales y peores (han sido abandonados por ambos padres o que son victimas de maltrato familiar) y sin embargo son gente de bien, que no llevan odio ni rencor, por supuesto llevan un gran dolor, quizá autoestima baja y a pesar de ello intentan ayudar al que lo necesita. Mi pregunta y ojala tenga la oportunidad de responderla ¿como es que una persona desarrolla tanto odio, ego, antipatia, si los factores traumaticos de la infancia/adolescencia no fueran la influencia? o ¿como es que las personas asimilan las situaciones en forma muy diferente, aun cuando los factores sean similares? de antemano le agradezco su tiempo.

    ResponderEliminar
  16. quizá es muy importante saber el perfil de un psicópata... porque la gente no logra comprender el pasado para rediseñar el presente....

    ResponderEliminar
  17. ¿porque decís tantas mentiras? le tenéis envidia por lo que logró por sus propios medios.

    ResponderEliminar
  18. En Verdad su mirada de ojos azules y solo don de palabra apabulla bastante a mariscales generales y todo su estado mayor amaba los animales la astigmatismo que su neurosis obsesiva tolerará tanta guerra discriminación total y tanto daños criminales con todo ser humano esa barbarie lo hizo ser el dictador del mal absoluto

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias, me sirvió de mucho:D

    ResponderEliminar